Buscar en:

CONVOCATORIAS

DATOS GENERALES

Título: Taller

RESUMEN

taller

Arrullos y poesías susurradas al oído

 

Imparte: Ruth Galicia
18, 19 y 21 de abril
16 a 19 h
Sala Infantil
3 sesiones
Dirigido a padres, madres, mediadores, bibliotecarios y promotores de lectura.
Indispensable contar con credencial o registro de uso interno de la Biblioteca Vasconcelos al momento de solicitar la inscripción.
Entrada libre, previa inscripción
Cupo limitado
https://goo.gl/forms/3RGFbmcARHWxLkL83
Una idea me ha perseguido con su aleteo de ruiseñor, susurrar arrullos y poemas, a manera de “les souffleurs” de Olivier Comte, que con su irrupción poética intenta detener a cronos, distraer la vorágine que hace desaparecer al otro, y a uno mismo, que es el otro “del otro”. Se trata de una intervención cultural... poética, como nos ha instado también María
Emilia López al trabajar con los bebés y sus familias.
Otra fuente de inspiración es la respuesta en el gesto, el ánimo con que acoge los adultos acompañantes a los bebés, ternura, memoria, reconstrucción, complicidad, son los hilos que van uniendo el telar. Ya en su manifiesto Comte nos convida a que susurremos en el silencio de las bibliotecas, así que el ánimo está en susurrar arrullos y poesías, para lo cual en un taller de tres sesiones con duración de tres horas cada uno, se integrará un pequeño acervo, en base a los títulos disponibles de la Biblioteca Vasconcelos, y las aportaciones de los participantes, se harán los ruiseñores (tubos de cartón), y se saldrá al espacio del piso 7 a compartir con los usuarios que acepten.
Finalmente, como parte de los festejos del “Día del Niño” en la Biblioteca Vasconcelos, los participantes al taller podrían ser invitados a compartir la experiencia de susurrar y escuchar arrullos y poesías.

OTRAS CONVOCATORIAS

Midiendo la importancia
La Universidad Iberoamericana sacará las matemáticas de las aulas para llevarlas a...

Política y catástrofes sísmicas
La Doctora Georgina Calderón Aragón es Licenciada en Geografía,...

Hawking y Pi
La muerte de Stephen Hawking no iba a pasar inadvertida y menos porque dos hechos m...