CANCIONES

Mujer – Amparo Ochoa


..
Letra: Gloria Martín
Mujer, si te han crecido las ideas,
de ti van a decir cosas muy feas:
que no eres buena, que si tal cosa;
que cuando callas te ves mucho más hermosa. Mujer, espiga abierta entre pañales,
cadena de eslabones ancestrales,
ovario fuerte, di lo que vales,
la vida empieza donde todos son iguales.

Ángela James o antes Manuela,
mañana es tarde y el tiempo apremia.

Mujer, si te han crecido las ideas,
de ti van a decir cositas muy feas,
cuando no quieras ser incubadora,
dirán: no sirven estas mujeres de ahora.

Mujer, semilla, fruto, flor, camino,
pensar es altamente femenino.
Hay en tu pecho dos manantiales,
fusiles blancos, y no anuncios comerciales.

Ángela James o antes Manuela,
mañana es tarde y el tiempo apremia.

Ángel de amor – Maná


Letra: Fernando Olvera
¿Quién te cortó las alas, mi ángel?
¿Quién te arrancó los sueños hoy?
¿Quién te arrodilló para humillarte?
¿Y quién enjauló tu alma, amor?
Déjame curarte, vida.
Déjame darte todo mi amor.

Ángel, ángel, ángel de amor.
No te abandones,
no te derrumbes, amor.

 

Quien ató tus manos, ató el deseo.
Quien mató tu risa, mató tu Dios.
¿Quién sangró tus labios y tu credo?
¿Por qué lo permitiste, ángel de amor?

Déjame curarte, vida.
Déjame darte todo mi amor.

Ángel, ángel, ángel de amor.
No te abandones,
no te derrumbes, amor.

Ángel, ángel, ángel, te doy mi amor.
Abre tus alas, deja tus sueños volar.

Ángel, somos arena y mar.
No te abandones,
no te derrumbes, amor.

Ángel, ángel, ángel, te doy mi amor.
Abre tus alas, deja tus sueños volar.

Ángel de amor…
(Pero mi amor ya nunca te derrumbes).

Ángel de amor…
(Pero mi amor ya nunca te derrumbes).

Ángel de amor…
(Pero mi amor ya nunca te derrumbes).

Ángel de amor…
(Pero mi amor ya nunca te derrumbes).

Dignificada – Lila Downs

Letra: Paul R. Cohen, Lila Downs y Armando Villareal

Hay en la noche un grito y se escucha lejano.
Cuentan al sur,
es la voz del silencio.
En este armario hay un gato encerrado
porque una mujer,
porque una mujer,
defendió su derecho.

De la montaña se escucha la voz de un rayo.
Es el relámpago claro de la verdad.
En esta vida santa que nadie perdona nada,
pero si una mujer, pero si una mujer,
pelea por su dignidad.

Ay, morena,
morenita mía,
no te olvidaré.

Ay, morena,
morenita mía,
no te olvidaré.

Que me doy mi lugar porque yo soy mujer,
porque todo lo que me pasa no me lo puedo creer,
tanto tú y la mentira y los cholos me ven,
si lo quiero o no quiero, es mi gusto querer.

Que tu carne a mi carne, dame taco de res,
los prefiero y los quiero al que me dé de comer.
Ya probé el que es ajeno, es el pan que no quiero,
que la voluntad del cielo me mande al primero,
que me quiera como soy, a ese sí que no lo quiero.
A ese sí que no quiero,
a ese sí que no quiero.

Te seguí los pasos, niña,
hasta llegar a la montaña,
y seguí la ruta de Dios,
que las ánimas acompañan.

Te seguí los pasos, niña,
hasta llegar a la montaña,
y seguí la ruta de Dios,
que las ánimas acompañan.

Allá en la noche un grito,
y se escucha lejano.
Cuentan al sur,
es la voz del silencio.
En este armario hay un gato encerrado,
porque una mujer,
porque una mujer,
defendió su derecho.

De la montaña se escucha la voz de un rayo,
es el relámpago claro de la verdad.
En esta vida santa que nadie perdona nada,
pero si una mujer, pero si una mujer,
pelea por su dignidad.

Ay, morena,
morenita mía,
no te olvidaré.

Mare Advertencia Lirika – Libres y vivas

Letra: Mare Advertencia Lirika

No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!

Camino siempre con la mirada alerta,
los oídos bien atentos, para lo que suceda,
con actitud de pocos amigos,
no porque no los quiera, sino porque sé que hay tipos
que sienten el derecho de molestar mi andar,
si voy sola, este es mi viaje, déjame de molestar,
no intentes ser galán, que yo sólo veo a un machito
y a tipos como tú, ¿sabes qué? ¡No los necesito!
No ando buscando que seas mi compañía,
que te de lo mismo si voy sola o con amigas.
No estoy aquí para tu entretención.
Me visto como yo quiera, no me importa tu opinión,
esos que llamas piropos, guárdatelos, ¡no me importan!

Para tus estupideces, mejor cierra la boca,
de tu violencia, no culpes a mi ropa,
entiende que esta cuerpa ¡no se chifla! y ¡no se toca!

Coro:
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!

Sé bien que te educaron para creer que es muy normal
hostigarme y acosarme, día y noche al caminar,
por eso vengo a reclamar nuestro lugar en la calle,
el acoso callejero ¡no es piropo! Así que pare.
No apelo a tu sentido común, pues está mulo,
no te diré que pienses en tu madre, pues seguro,
que ni con ella serás capaz de ser consciente
si piensas que tu acoso, es un acto inocente.
Sé bien que te justificaras con mi apariencia,
pero a mí me enseñaron que todo acto tiene respuesta
y eso no lo aprendí, ni en la casa, ni en la escuela,
lo aprendí al tener que lidiar con tu violencia.
En una sociedad que cría agresores en potencia
resulta que si me enojo, yo soy la loca,
un día de estos, van a acabar con mi paciencia
y entonces sí van a saber de a cómo nos toca.

Coro:
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!
No quiero tu piropo, quiero tu respeto
¡libres y vivas nos queremos!

34 Puñaladas (con Victoria Di Raimondo) – Vírgenes rotas


Letra: Alejandro Guyot

Juntó sus cosas descoloridas
Y todo eso que llaman “vida”.
Vengan a ver cómo el suelo
se quebró bajo sus pies.

Sobre su cama durmió el silencio,
durmió la calma, la duda impura.
Pasen a ver cómo el suelo
se quebró bajo sus pies.

Vírgenes rotas, molidas a palos,
muchachas cansadas de tanto llorar.
Mil y una noches le rezan a un santo
que nunca las quiere escuchar.

Vírgenes rotas, muñecas esclavas,
garpando la cuota de su soledad.
Un Dios Cafisho les tiende una mano
y con ella esta trampa de un brillo mortal...
Un cuarto lleno con sus fragancias,
con los perfumes que nunca usaba.
Pasen a ver cómo el suelo
se quebró bajo sus pies...

Vírgenes rotas molidas a palos,
muchachas cansadas de tanto llorar.
Mil y una noches le rezan a un santo
que nunca las quiere escuchar.

Vírgenes rotas, muñecas esclavas,
garpando la cuota de su soledad.
Un Dios Cafisho les tiende una mano
Y con ella esta trampa de un brillo mortal...

Ni un cabo suelto quedó en su vida.
Bastantes nudos, ninguna pista.

Mujer – Orishas

Letra: Roldán González Rivero, Ludovic Bource, Hiram Riveri Medina, Yotuel Romero Manzanares, Nicolás Vincent Nocchi, Jerome Riffaut

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

En penumbra vive ese preciado ser,
por no poder decir,
soltar su voz al viento,
tratar de resistir,
sin perder el aliento,
sin parar ni un momento.

 Siglos trabajando, dando amor,
a veces no reír, sin lugar en el tiempo.

¿Dónde queremos ir,
los machos del universo?
Escribamos ya otro verso.

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

Échate tú pa'cá.
Soy como un tren volao,
a cada lao,
como un toro sofocao.
Yo al darme cuenta y ver
dónde han dejado tus derechos,
directo al hecho,
abusos sexuales,
explotación de edades,
corrupciones sociales,
criminales,
como Mariana Grajales
está fundida aquí la historia,
pero una victoria no se ha logrado.

Hay que seguir con fuerza
y que todas luchen por lo amado,
reivindicando a la mujer progreso,
aunque sé que para lograrlo
hay un gran trecho.
Te digo de hecho,
cuando lágrimas tú llorabas,
mamá calmaba pecho.

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

Me resguardo en el lápiz,
respiro el espíritu,
se siente happy,
nada personality.
Trazo, realzo a ti mujer,
creadora de razas,
maltrato físico,
castigo duro al que avasalla.
Women non stop,
la batalla no está ganada,
resta mucho por andar en esta ganga,
juntos la guerra estará triunfada.

Don't do you want respect,
no estrés,
hoy por mi serás premiada
y sover continuaremos la batalla.
Toda esta mierda se acabará,
tu posición ya respetada,
altos niveles ya está apoyada.

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

Mujer te canto este himno,
traigo la pura verdad,
incierto y crudo destino,
mi canto contigo está.

Mujer te canto este himno,
Incierto y crudo destino,
mujer te canto este himno.

Malo – Bebe

Letra: María Nieves Rebolledo Vila (Bebe).

Apareciste una noche fría 
con olor a tabaco sucio y a ginebra. 
El miedo ya me recorría,
mientras cruzaba los deditos tras la puerta. 

Tu carita de niño guapo
se la ha ido comiendo el tiempo por tus venas, 
y tu inseguridad machista
se refleja cada día en mis lagrimitas. 

Una vez más no, por favor, que estoy cansá 
y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 

Una vez más no, por favor, que estoy cansá 
y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 

Voy a volverme como el fuego, 
voy a quemar tu puño de acero, 
y del morao de mi mejilla
saldrá el valor pa cobrarme las heridas.

Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 

El día es gris cuando tú estás 
y el sol vuelve a salir cuando te vas, 
y la penita de mi corazón 
yo me la tengo que tragar con el fogón. 

Mi carita de niña linda 
se ha ido envejeciendo en el silencio, 
y cada vez que me dices puta 
se hace tu cerebro más pequeño. 

Una vez más no, por favor, 
que estoy cansada y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 

Una vez más no, por favor, que estoy cansada 
y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 

Voy a volverme como el fuego, 
voy a quemar tu puño de acero, 
y del morao de mi mejilla
saldrá el valor pa cobrarme las heridas. 

Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 

Voy a volverme como el fuego, 
voy a quemar tu puño de acero, 
y del morao de mi mejilla 
saldrá el valor pa cobrarme las heridas. 

Malo, malo, malo eres,                
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
Malo, malo, malo eres, 
malo eres porque quieres; 
malo, malo, malo eres, 
no me chilles, que me duele. 

Eres débil y eres malo 
y no te pienses mejor que yo ni que nadie, 
y ahora yo me fumo un cigarrito 
y te echo el humo en el corazoncito porque…

Malo, malo, malo eres, tú, 
malo, malo, malo eres, sí, 
malo, malo, malo eres, siempre, 
malo, malo, malo eres.

No Te Va Gustar – Nunca más a mi lado

Letra: Emiliano German Brancciari Amarillo y Martín José Gil García. 

La golpeó, puso un fierro en su pecho
Mató la esperanza de un hecho
Inventó un futuro deshecho

Salió así, su bravura cobarde infernal
Tristemente aceptada, normal
Hizo de eso un defecto

Generó movimiento violento en su ser
¡Nunca más pudo ella volver!
Fue el silencio en esencia

El valor y el amor, los dos juntos pudieron ganar
Chau adiós agresor

Y voló, siempre al viento le toca un adiós
Hay tormentas que quedan, que están

 

En la arena no vive
Pero puso amor a la vida, a ella misma, al dolor
El problema tiene solución
Es que a gritos lo pide

El valor y el amor, los dos juntos pudieron ganar
Chau adiós agresor

Puso un fierro en su pecho
Mató la esperanza de un hecho
Inventó un futuro deshecho